Primvera 2019
15/11/2019 / Javier Monforte / 163

Nissan impulsa y democratiza la conducción autónoma en sus vehículos

Son muchos los fabricantes de automóviles que están dedicando gran parte de su inversión al desarrollo de la conducción autónoma, pero muy pocos los que a día de hoy empiezan a democratizarla y popularizarla. Es el caso de Nissan. El sistema Propilot ya lo incorporan cuatro vehículos, el Nissan Leaf, el Nissan Qashqai), el nuevo Nissan Juke y el Nissan X-Trail. Más de 350.000 vehículos en todo el mundo ya incorporan este sistema.

El sistema ProPILOT refuerza el control del conductor sobre el vehículo asistiéndole en las tareas de guiado de dirección, aceleración y frenado, por lo que rebaja el stress en la conducción a la vez que aumenta la seguridad de los pasajeros.

Diseñado para circular por carril único en autopista, este modelo se ha optimizado para funcionar en condiciones de tráfico denso o a altas velocidades, ya que cuenta con la ayuda de un radar y diversas cámaras, que ajustan la velocidad respecto al tráfico precedente y mantienen el coche en el centro del carril.

Sin duda, la conducción autónoma es un elemento cada vez más demandado por el gran público tal y como lo confirma el hecho de que el 90% de los usuarios particulares que han comprado un Nissan Leaf lo han hecho con el sistema ProPILOT, demostrando que el usuario de la movilidad en España está preparado para la nueva tecnología.

  

ProPILOT 2.0, presentado recientemente en Japón
El Nissan ProPILOT 2.0 es una evolución del sistema ProPILOT, y es capaz de conectarse al sistema de navegación del coche para ayudar al automóvil que lo equipe a llevar a cabo ciertas maniobras y seguir una ruta predeterminada.

Con ProPILOT 2.0, por primera vez, el vehículo puede circular por carril único sin que el conductor tenga que manejar el volante “hands off- eyes one” y podrá cambiar de carril de manera autónoma. Por su parte, el conductor recibe ayudas sonoras y visuales muy intuitivas cuando el sistema le pide que ponga ambas manos en el volante y confirme el inicio de dichas maniobras mediante un interruptor.

Antes de activar estas nuevas funciones, el conductor debe introducir su destino en el sistema de navegación para generar una ruta predeterminada. Cuando el vehículo entra en autopista, el sistema se activa y ayuda al conductor a circular por autopista en varios carriles; ofrece asistencia para los adelantamientos, los cambios de carril, hasta llegar a la salida de la autopista predeterminada. En cada caso el vehículo, aminora la velocidad y analiza la situación para adelantar o tomar el carril correspondiente. Esto es posible gracias a los sensores de 360º y a la combinación de cámaras, radares, sónares, GPS y datos procedentes de mapas 3D, para obtener información del terreno en tiempo real y localizar de forma exacta el vehículo sobre la carretera.

Cuando el sistema ProPILOT 2.0 está activo, un sistema de control situado en el habitáculo confirma continuamente si el conductor presta atención a la carretera. Si el conductor ignora un aviso durante la conducción, el sistema activa las luces de emergencia y reduce la velocidad del vehículo hasta detenerlo totalmente. Además, un servicio de llamadas de emergencia establece automáticamente una conexión de audio con un operador situado en un centro de atención telefónica para atender situaciones de emergencia.

Suscribirse al Boletín
Próximos eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional